martes, 7 de abril de 2009

Estructura del muro exterior

Para que ambos sistemas funcionen correctamente, es fundamental que los cerramientos exteriores de la vivienda posean inercia térmica, es decir sean capaces de almacenar frío y calor. De forma que se compensan los contrastes de temperatura entre día y noche, creando un clima interior estable. Para ello los muros tendrán una estructura multicapa específica:


En la zona exterior habrá una capa de termoarcilla seguida de un aislamiento natural de cáñamo, esto optimizará el aislamiento energético de la vivienda. En la zona interior de los muros se usarán bloques de cannabrick, fabricados con fibras de cáñamo, cal hidráulica y barro, con una alta inercia térmica.

4 comentarios:

joanet dijo...

Qué espesor de aislamiento teneis pensado poner? Ya que poneis el aislamiento en la cámara de aire existente entre el bloque cerámico y el paramento interior, habeis pensado en la posibilidad de rellenar dicha cámara con celulosa insuflada? Seguramente sea más económico que el cáñamo y presenta una mejor durabilidad que este.

El sistema elegido no acaba de convencerme dado el gran puente térmico que aparece entre el frente de forjado y el muro. Habeis pensado tratarlo de algún modo? Ya se que tiene dificil solución con un aislamiento interior, por eso me gustan más los sistemas de aislamiento por el exterior.

En cualquier caso, enhorabuena por el proyecto. Desde el momento en el que se toma el tiempo de reflexionar y racionalizar la construcción, como vosotros estais haciendo, un proyecto ya tiene mucho de ecologico, independientemente de las opciones constructivas elegidas.

Ánimo!!!

PD: he visto que comentais que no instalareis ningún tipo de calefacción central. ¿Cómo es el clima invernal de vuestra zona?
Lo digo porque en mi proyecto también dudo de la necesidad de instalar una calefacción central estando la construcción justo al lado del mar en la provincia de Castellón.

joanet dijo...

Se me olvidó

http://www.iit.upcomillas.es/docs/IIT-03-063I.pdf

os recomiendo la lectura de este artículo. Como podeis ver, existen otros materiales que pueden aportar una buena inercia térmica en los muros a menor coste. Tal es el caso del típico ladrillo perforado.

En mi caso, el cerramiento será directamente en termoarcilla (inercia térmica relativamente baja) aislado exteriormente con 8 cm de corcho. Par compensar la "baja" inercia térmica del bloque termoarcilla tenemos previsto realizar la construcción sobre un encachado de zahorras y bolos, aislado en la periferia hasta 0,5 m de profundidad bajo el nivel del suelo, que constribuirá con sus 120 Tm de materiales a la estabilidad térmica del edificio.

Casa Bioclimática y Ecológica dijo...

Joanet, muchas gracias por tus comentarios y por la referencia del artículo.

Pondremos el aislante de 70mm. Hemos optado por multicapa por que buscamos distintas funciones en la parte exterior y en la interior. Se que el sistema es un poco raro, al igual que no poner ningún sistema de calefacción adicional, sobre todo teniendo en cuenta las bajas temperaturas de Granada en invierno. Pero esta ha sido nuestra apuesta, estamos intentando investigar un sistema de construcción adaptado a las condiciones climáticas de Granada, donde las diferencias terminas entre el día y la noche son muy altas.

Después de mucho leer y de pensarlo muy detenidamente, hemos optado por el sistema mencionado. Pero hasta que la casa no este terminada, no podemos asegurar que el sistema sea el más adecuado.

Un Abrazo,

Bioconstrucción Granada dijo...

Es importante señalar que la estructura de muro exterior expuesta en esta entrada del Blog no se corresponde con la que finalmente se pondrá en la vivienda.

Ya que con el tiempo hemos considerado diversos cambios que mejorarán el comportamiento térmico del muro. Como la utilización de ladrillos de petaca y cambiar el orden de la cámara de aire y el aislante de cáñamo.