domingo, 6 de marzo de 2011

Extracción de aire

Normalmente, la extracción de aire de los baños y zonas húmedas, suele estar situado en las partes altas. Estos sistemas permiten la renovación del aire, lo que además de ser conveniente, es obligatorio según la normativa actual. Sin embargo, colocar las tomas de aire en las zonas altas puede conllevar pérdidas energéticas indeseadas.
Imaginemos que estamos en invierno, que nos vamos a dar una ducha y encendemos una estufa o radiador, el aire caliente irá a lo alto del baño y parte del calor se perderá por las rejillas de ventilación. Esto hizo que nos planteáramos situar la ventilación junto al suelo. Durante el verano de 2010 hicimos mediciones de temperatura en otra vivienda y observamos diferencias de más de 4º C. entre el suelo y el techo de una estancia. Por lo que si situamos la extracción en las zonas inferiores, durante el veranoperderemos el aire más fresco.

 
Por todo ello, decidimos instalar dos salidas de aire con un sistema de apertura y cierre manual. De esta forma, durante el verano permanece abierta la rejilla superior, saliendo el aire más caliente. Mientras que en invierno, la rejilla de ventilación que se utilizará será la inferior, extrayendo el aire más frío. Con ello se consigue mejorar el sistema de climatización de la vivienda, optimizando el ahorro energético. Además, el aire extraído, en lugar de expulsarlo al exterior saldrá al invernadero, para que en invierno sea purificado por las plantas, calentado por el sol y devuelto al interior de la vivienda, minimizando las pérdidas energéticas.

3 comentarios:

Gorrión dijo...

Un sistema ingenioso y muy sencillo. Siempre hay multitud de pequeños detalles que a priori parecen carecer de importancia, pero que nunca está de más tener en cuenta.

Parece que esta casa no dejará de sorprenderme, enhorabuena :)

Bioconstrucción Granada dijo...

Hola Gorrión,

Gracias por tus palabras. Nos alegra de que te resulten interesantes nuestros soluciones bioclimáticas.

Un Abrazo,

consultora dijo...

Creemos que todo está inventado y que las normativas se adaptan perfectamente a nuestras necesidades... pero al final te das cuenta de que no es así. Si se para uno a pensar encuentra soluciones tan sencillas como ésta.